RSS VolverGeneral

Algunos desórdenes del sistema nervioso podrían tratarse mediante la modulación de la microbiota intestinal

Algunos desórdenes del sistema nervioso podrían tratarse mediante la modulación de la microbiota intestinal

Más de 100 especialistas acuden al X Curso de postgrado 'Fundamentos moleculares de la medicina'

En el comportamiento de las personas también influye la microbiota del intestino, es decir, el conjunto de especies bacterianas y otros microorganismos que habitan en este órgano. Y es que las sustancias que producen esas bacterias pueden llegar al cerebro y modular nuestras acciones. Así lo han puesto de manifiesto los especialistas reunidos en el X Curso de postgrado 'Fundamentos moleculares de la medicina', dirigido por el profesor Enrique Blázquez Fernández, académico de número de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), que se ha celebrado en esta institución con la colaboración con la Fundación Lilly.

Estudios recientes indican que la microbiota contribuye a regular la ansiedad, el humor, la cognición o el dolor. En esta línea, los especialistas sugieren que la modulación de la microbiota podría constituir una nueva estrategia terapéutica para el tratamiento de algunos desórdenes del sistema nervioso central. 

Según el profesor Blázquez, "dentro de la microbiota hay hasta 1.000 especies de bacterias. Respecto a su papel en la salud y en la enfermedad, se ha establecido, por ejemplo, que existe algún tipo de población bacteriana que puede modificar y potenciar la expresión de la diabetes mellitus tipo 2. También se ha identificado su papel en la depresión y otras entidades nosológicas”.

Si los órganos se conectan unos a otros gracias al lenguaje molecular, apunta el profesor Blázquez, existe igualmente comunicación entre el cerebro y el tejido adiposo a través de una serie de moléculas, que pueden ser hormonas o moduladores, y que son reconocidos en el cerebro por receptores específicos. “La unión de estos mensajeros químicos con sus receptores inician en el cerebro una serie de funciones”, añade. Estas evidencias muestran que el tejido adiposo “es más que un saco de triglicéridos que nos hace ser más o menos delgados; se le puede considerar un órgano endocrino”.

Fuente. Jano.es

blog comments powered by Disqus