RSS VolverFinanciación I+D+I

Las políticas de I+D de la Junta favorecen en tres años un crecimiento del 23% de los grupos de investigación

Las políticas de I+D de la Junta favorecen en tres años un crecimiento del 23% de los grupos de investigación

La implantación del cuarto Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI), impulsado por la Junta de Andalucía, ha favorecido en tan solo tres años el incremento de un 23,7% de los grupos de investigación andaluces. Así lo recoge la evaluación de los resultados alcanzados en la primera mitad de este plan, vigente entre 2007 y 2013, elaborada por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados y recogida por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.

Los grupos de investigación, que en 2010 alcanzaban la cifra de 2.153 y sumaban en torno a 27.300 personas, se consolidan según los expertos como la unidad básica de investigación en Andalucía.

El PAIDI 2007-2013 marca las políticas de investigación y desarrollo tecnológico para la innovación en Andalucía. Promovido por la Consejería de Economía, este documento estratégico busca impulsar la mejora de la competitividad empresarial, la creación de empleo de calidad y la rentabilidad social de la ciencia. Para ello, fija cuatro objetivos clave: la generación y puesta en valor del conocimiento, el desarrollo de una cultura emprendedora y de innovación, la transferencia del conocimiento y la participación de la empresa privada en la I+D+i.

En relación a estos objetivos, el informe elaborado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados resalta la contribución del PAIDI a una tendencia de crecimiento en la producción de artículos científicos similar a la registrada a nivel nacional. Si bien Andalucía aún se encuentra por debajo de la media española en este campo, se detecta un buen nivel de eficiencia del colectivo investigador; así, pese a suponer el 11% nacional, su producción se coloca en este periodo cercana al 13% del total. La universidad es, en este sentido, la institución que más aporta dentro de la comunidad a la publicación de artículos en revistas científicas, con un 89,5% del total en 2010.

La aprobación de la Ley Andaluza de la Ciencia y la puesta en marcha de la Agencia Andaluza del Conocimiento son dos de las fortalezas del sistema regional de I+D+i que destacan los expertos. Con ellas, se ha dotado a Andalucía de un modelo de gobernanza razonable, consolidando la cultura de la evaluación como parte del propio sistema.

Otro aspecto que destaca el informe es el papel de los incentivos a proyectos de investigación de excelencia. Este programa, que entre 2007 y 2010 financió 1.231 iniciativas con una inversión de 255 millones de euros, ha supuesto un refuerzo importante de las capacidades de la comunidad científica, impulsando la profesionalización de la actividad investigadora. La lectura de tesis doctorales es un indicador de esta profesionalización, con un mayor peso de las mujeres, que en este periodo crece hasta alcanzar el 51,8% del total.


Captación de recursos nacionales y europeos

En cuanto a la captación de ayudas de otros programas, dentro del Plan Nacional se ha obtenido el 50% de las becas solicitadas, cifra superior a la media española, y el 54% de los proyectos solicitados.

En el Programa Marco europeo, la tendencia en captación de recursos ha sido al alza, tanto en número actividades como de subvenciones, que crecen un 81 y un 141% entre 2007 y 2011. Destaca significativamente que los equipos andaluces son líderes de los proyectos en una proporción más alta que la media española, con un 34,4%.

La transferencia tecnológica y la relación universidad-empresa es otro de los temas abordados en el estudio, siguiendo los objetivos fijados en el PAIDI. Así, algo más de la mitad de los grupos de investigación afirma haber participado en al menos una actividad de transferencia. La más numerosa, con un 38%, es el asesoramiento, seguida de los proyectos contratados (34%) y los proyectos cooperativos con financiación pública (30%).

Por parte de la empresa, la mitad manifiesta haber tenido relación con las universidades y centros públicos. El asesoramiento informal es la actividad más destacada, con un 32%, seguido de la formación de personal universitario y estudiantes dentro de las empresas, el asesoramiento o los proyectos conjuntos. La Agencia IDEA, con líneas para la modernización, la cooperación y la apuesta por el I+D destinadas al tejido empresarial, es en este sentido el organismo más conocido y mejor valorado (un 75% en ambos indicadores).

blog comments powered by Disqus