RSS VolverInvestigación en Salud

El trasplante de células iPS del propio paciente evita el rechazo en párkinson

El trasplante de células iPS del propio paciente evita el rechazo en párkinson

Utilizar las propias células de un paciente para hacer un trasplante parece ser una terapia prometedora para la enfermedad de Parkinson. El trasplante autólogo -trasplante de células del propio cuerpo del sujeto-, según un ensayo dirigido por Jun Takahashi y Asuka Morizane, del Centro de Investigación de Células iPS y Aplicación (CIRA) de la Universidad de Kyoto, en Japón, evita la respuesta del sistema inmune, es decir, el rechazo, que sí se produce en el trasplante alogénico (trasplante de células de un individuo diferente de la misma especie). Los investigadores utilizaron monos cynomolgus para llevar a cabo el trasplante en el cerebro de las células neurales derivadas de células madre pluripotentes inducidas o IPS. Y los resultados mostraron que el trasplante autólogo apenas provocaba una respuesta inmune y que eran capaces de crear células neuronales viables. Por contra, el trasplante alogénico provocó reacción inmune de la microglía y los linfocitos.

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad progresiva e intratable del sistema nervioso en la que la pérdida de neuronas dopaminérgicas en el cerebro causa una producción escasa de dopamina, lo que provoca temblores en las extremidades, rigidez causando dificultad de movimiento y otros síntomas. Los tratamientos aplicados hasta ahora, basada en fármacos o tratamientos de electroestimulación, pueden mejorar los síntomas, pero han sido incapaces de detener el agotamiento de las neuronas dopaminérgicas. Por eso, las esperanzas se han enfocado en una terapia con un enfoque más radical, que trata de sustituir las células neuronales dañadas a través de un trasplante celular, para promover así la formación de nuevas vías neuronales que restauren la función del cerebro. Y en este enfoque, las células iPS humanas se consideran como una fuente potencial de células para el trasplante.


Sin inmunosupresores

Lo que se demuestra en este ensayo es que es mejor utilizar células del propio paciente, células iPS, para llevar a cabo el trasplante. Según explican los autores del trabajo, el trasplante autólogo no solo puede evitar el rechazo de la respuesta inmune, sino también hará innecesario el uso de fármacos inmunosupresores y evitaría así los de efectos secundarios causados por la inmunosupresión.

El equipo de Takahashi comparó en primates las dos técnicas: el trasplante autólogo de neuronas dopaminérgicas preparados a partir de células iPS en los cerebros de monos con el alogénico. Los investigadores vigilaron la respuesta inmune de los animales durante aproximadamente tres meses, periodo en el que no se utilizaron inmunosupresores. Los resultados mostraron que, en primates, el trasplante autólogo de células neurales derivadas de células iPS casi no produce reacción inmune y es superior a trasplante alogénico en términos de control de la reacción inmune y la viabilidad celular.

Fuente: ABC Salud

blog comments powered by Disqus