RSS VolverFibao

Investigadores del Hospital Universitario de Torrecárdenas crean un sistema que mejora la atención a los pacientes de cáncer de colon

Investigadores del Hospital Universitario de Torrecárdenas crean un sistema que mejora la atención a los pacientes de cáncer de colon

El primer modelo matemático español aplicable al cáncer de colon llevará sello almeriense. Un grupo de investigadores del Hospital Universitario de Torrecárdenas coordinado por el doctor Juan Manuel García Torrecillas y en el que participan también otros miembros de la rama sanitaria (del Instituto de Salud Carlos III y del grupo CIBER de salud pública en Granada) y estadística (de la fundación FIBAO) han conseguido diseñar un ‘score’, un modelo de estudio matemático que ofrece estimaciones sobre las probabilidades de éxito de diferentes tratamientos farmacológicos o de cirugía, destinado a una aplicación más ajustada de las técnicas y terapias para luchar contra el cáncer colorrectal, el tumor de mayor incidencia en España, con cerca de 35.000 nuevos diagnósticos cada año.

«Hasta el momento existían cuatro o cinco modelos que tienen origen americano, francés o británico que ofrecen una estimación del porcentaje de probabilidad de mortalidad de una persona con cáncer colorrectal. Diversos factores y variales condicionan una mayor o menor mortalidad durante el ingreso, la cirugía y el alta», explica García, médico de urgencias en Torrecárdenas y uno de los coordinadores de investigación en este complejo hospitalario. «Nosotros hemos creado un ‘score’ español, que es una ecuación matemática que nos permite ofrecer un tratamiento personalizado». Esto es: una herramienta matemática que permite conocer más a fondo la situación clínica del paciente. 

Esto ha sido posible gracias al estudio de bases de datos masivas del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social que han sido tratadas mediante técnicas de análisis de ‘big data’. «No ha sido con pacientes concretos», advierte, sino a miles de pacientes de un modo estratificado y anonimizado. Del cruce de estos datos numéricos y analíticos se ha logrado obtener una ecuación matemática que, sin llegar a deshacer las costuras de los protocolos sanitarios de tratamiento, «tremendamente estrictos», permiten ajustar la atención clínica a la situación del paciente. «Hemos aplicado el modelo sobre otras bases de datos y ya se ha observado que tiene una validez muy buena», reconoce el doctor. 

La investigación ha contado con la participación de dos expertas estadísticas y del equipo de coloproctología de Torrecárdenas, además de médicos de familia de atención en urgencias y del departamento de epidemiología del complejo sanitario de referencia en la provincia. Ante los buenos resultados, el equipo ha presentado el modelo para el estudio de la patente –cuya tramitación, lenta, aún está en marcha– y esperan poder divulgar el hallazgo en una revista de gran prestigio científico en próximas semanas. «Tras la publicación del ‘paper’, llegará el momento de la aplicación práctica para la validación del modelo», relata el investigador almeriense.

Por el momento ya lo han aplicado de forma científica y experimental siguiendo situaciones hipotéticas, y exclusivamente sobre el papel, a unos 150.000 episodios, los incluidos en las bases de datos masivas del Ministerio de Sanidad. Y han logrado obtener una respuesta que se situaría dentro de unos índices muy positivos a la hora de llevarlo al trabajo de campo. «Pero está todo aún en una fase muy primaria», advierte el coordinador de la investigación. 

«El principal beneficio no es económico, pero sí que mejora la atención médica a los pacientes con cáncer de colon porque se le ofrece una medicina que es absolutamente personalizada. Esto es, se les atendería mejor gracias a una herramienta más de estudio de sus condiciones», advertía García Torrecillas.

El cáncer colorrectal está entre los de mayor incidencia en el país, pero también entre los que tienen un mayor índice de curación, en torno al 90% según la Sociedad Española de Oncología Médica. Entre los programas para evitar esta patología, Andalucía ha puesto ya en marcha la extensión del cribado de cáncer colorrectal para una población diana de personas con edades comprendidas entre 50 y 69 años. El programa de cribado va dirigido exclusivamente a personas sin síntomas y sin antecedentes personales o familiares que les predispongan a padecer este tipo de cáncer, el de colon.

Buque investigador

Torrecárdenas es uno de los buques insignia de la investigación almeriense. Con once líneas troncales y más de un centenar de sublíneas, el Hospital Universitario ha logrado ser uno de los centros punteros en investigación de patologías como el cáncer de colon –junto al Reina Sofía de Córdoba– o en tuberculosis –en colaboración con centros madrileños–. Además, también produce ingente material científico en epidemiología, en investigación quirúrgica (aún más tras la adquisición del sistema robótico Da Vinci de intervenciones) y en inmunodigestiva, además de en esclerosis múltiple. 

«Además, ahora se está potenciando la investigación interna en el Complejo, se pueden hacer cosas que antes costaban. Y tras el Materno Infantil, es uno de los puntos en los que más se está incidiendo desde la nueva gerencia», subrayó García Torrecillas.

blog comments powered by Disqus