RSS VolverFibao

FIBAO pone en marcha un estudio de eficacia y seguridad en pacientes oncohematológicos en el Hospital Universitario Torrecárdenas

FIBAO pone en marcha un estudio de eficacia y seguridad en pacientes oncohematológicos en el Hospital Universitario Torrecárdenas

Este estudio pretende mejorar la calidad de la atención farmaceútica en pacientes con un cáncer hematológico.

La Fundación para la Investigación Biosanitaria de Andalucia Oriental - Alejandro Otero (FIBAO), pone en marcha uno estudio que pretende estandarizar los criterios de atención farmacéutica del Paciente Oncohematológico en la práctica asistencial del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Torrecárdenas (HUT), para obtener una máxima eficacia del tratamiento, reducir los eventos adversos y otorgar la mayor calidad de vida al paciente.

El estudio está centrado sobre todo en los antineoplásicos orales (ANEO) son fármacos de alto riesgo dispensados desde los servicios de Farmacia Hospitalaria y actualmente representan casi el 40% del total de la quimioterapia utilizada. En los últimos años, el consumo de ANEO dispensados desde el servicio de Farmacia del HUT, se ha incrementado considerablemente. El promedio actual al mes es de 200 pacientes, y es previsible que su número se incremente en los próximos años. Una ventaja de estos tratamientos es que la administración oral de quimioterapia reduce todos los riesgos relativos a la vía parenteral. Sin embargo, los ANEO están incluidos en la lista High Risk Medications del ISMP (Institute for Safe Medication Practices)

El novedoso proyecto de investigación, liderado y coordinado por el jefe del servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Torrecárdenas de Almería, D. Francisco Sierra, está financiado por el laboratorio Abbvie y persigue la equidad y agilidad en el acceso al tratamiento óptimo para cada paciente con enfoque personalizado.

Diferentes propuestas legislativas han definido los servicios de farmacia de los hospitales como los garantes de la dispensación de los ANEO. Con ello se pretende que la figura del farmacéutico tenga un papel fundamental, al ser el último profesional sanitario que está en contacto con el paciente antes de la administración de la medicación. Además, el farmacéutico tiene acceso a la historia clínica del paciente y a su perfil fármaco-terapéutico, lo que le permite intervenir en la detección de efectos adversos, interacciones y faltas de adherencia, disminuyendo los posibles problemas relacionados con la medicación (PRM), que están ligados a su vez con los ingresos y gastos hospitalarios

Para ello la entrevista clínica es esencial para analizar la adherencia del paciente y reforzarla en caso necesario. Hay que considerar que, al contrario de lo que ocurre con la quimioterapia convencional, la quimioterapia oral se administra en el domicilio del paciente sin supervisión directa de ningún profesional sanitario. Esta mayor autonomía puede conllevar una adherencia sub-óptima, problema detectado en los últimos años, donde se han descrito tasas de adherencia de entre un 18 y un 100% en este tipo de pacientes, con una tasa media del 75-79%.

Por todo ello, los ANEO han revolucionado el cuidado del paciente onco-hematológico. El mantenimiento a largo plazo con medicación oral para evitar la progresión de la enfermedad transforma al paciente oncológico en un paciente crónico que requiere un estrecho seguimiento y es donde este estudio pretende dar respuesta.







Patrocinadores